• Por Luis Hernández Martínez*

El privilegio de servir

Gracias a la Fundación, uno de los brazos sociales de la BMA, podemos ayudar de una manera ordenada y efectiva a los más necesitados.

Rodolfo Islas Valdés, Socio de Islas, Moya, Salinas y Madero (Twitter: @IMSMPenalistas), asegura –con modestia– que la obteción del Premio Pro Bono 2017 que la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA) otorga al barrista que destacó por su labor sin fines de lucro en los asuntos asignados por la Fundación Barra Mexicana (FBM) es en realidad un reconocimiento para toda la estructura socialmente responsable del Colegio “y a mí, simplemente, hoy me tocó ser la cara de todo ese trabajo; de toda la maquinaria”.

El también Subcoordinador de la Comisión de Derecho Penal de la BMA comenta que la labor a cargo de la FBM es muy importante: “Agradezco la confianza que la Fundación tuvo en mi trabajo para poder servir a las personas que acudieron en busca de ayuda”.

Islas Valdés agrega que el trabajo pro bono es, en sí mismo, una gran satisfacción, “y uno como abogado lo lleva a cabo con mucho gusto, pero el agradecimiento de la persona, del involucrado que está recibiendo el beneficio, es inestimable. Gracias a la Fundación, uno de los brazos sociales de la BMA, podemos ayudar de una manera ordenada y efectiva a los más necesitados. El trabajo de la Fundación es muy valioso, tanto para la sociedad como para el Colegio. Nos canaliza una cantidad muy importante de casos y asuntos de diferentes ramas del derecho”.

El abogado penalista, articulista de Alta Dirección Jurídica (Twitter: @AltaDirJuri), hace un par de invitaciones: “La primera es para los abogados que ya somos parte del Colegio, por favor, hagamos más trabajo pro bono. Dediquemos un espacio de nuestra actividad en favor de los más necesitados. La segunda invitación es para las universidades. Sería sensacional que los futuros abogados de México se sumaran al trabajo pro bono. Universitarios, su ayuda a México no termina con el servicio social, de hecho, es el inicio”.

Vale mencionar que Rodrigo Zamora Etcharren, Coordinador del Premio Pro Bono 2017, explicó en una circular dirigida a toda la membresía de la BMA (fechada el 10 de marzo de 2017) que el premio se otorga “al barrista que se distinga por su participación en la prestación de servicios profesionales gratuitos, cuya activa y eficiente labor sobresalga en la solución de los asuntos del Colegio y/o en la obtención de recursos para el buen funcionamiento del mismo”.

El Reglamento del Premio Pro Bono exige la presentación de las candidaturas “por escrito en las oficinas de la BMA, durante el mes de mayo del año en curso, identificando plenamente a los candidatos y expresando los motivos, acompañando, cuando ello sea posible, la documentación en que se apoye la misma”.

La Junta General que discernió sobre el premio estuvo encabezada por José Mario de la Garza Marroquín, Presidente de la BMA y coordinada por Zamora Etcharren, Segundo Vicepresidente. Los otros integrantes fueron Francisco Riquelme Gallardo, Ángel Junquera Sepúlveda, Raúl Pérez Johnston, Andrés Nieto Sánchez de Tagle y Ana María Kudisch Castelló.

* El autor es abogado, periodista, administrador, youtuber y blogger. Abogado certificado por la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA) y miembro de la Comisión de Derecho Penal de la BMA. También es profesor de posgrados en Alta Dirección, Derecho, Gobierno y Políticas Públicas en la UNAM, EBC, UP, La Salle, HC Escuela de Negocios y Alta Dirección Jurídica.

191 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo